Obligaciones de la caja registradora con nosotros

En los usuarios de cajas registradoras, o más precisamente en los propietarios de estos dispositivos, existen muchas obligaciones derivadas de las regulaciones legales. Las cajas registradoras fiscales son un tipo diferente de equipo relacionado con la actividad comercial, cuyo uso ha sido estrictamente regulado por varias leyes y decisiones. Ninguno de los dispositivos utilizados en la empresa, como computadoras, teléfonos o incluso máquinas de producción especializadas, no estaba sujeto a tantos deberes como las cajas registradoras.

Inmediatamente después de comprar la caja registradora, debe crear una declaración en el título del impuesto. La oficina le dará un número único a la caja. Es obligatorio poner un punto en cualquiera de las cajas registradoras usadas, todas ellas recibirán un número único diferente. El siguiente trabajo a completar es la fiscalización de la caja registradora, que solo puede ser finalizada por un servicio autorizado. Las cajas registradoras de Cracovia no son solo un punto de venta, sino también un servicio autorizado. Vale la pena firmar un contrato para el servicio de todas las cajas registradoras en la empresa con el servicio en sí, mucho en la sala en la que se encuentran los dispositivos fiscales. En la oficina de impuestos, debe proporcionar datos de servicio, que son serios para los montos de una empresa importante. La oficina de impuestos también debe hablar sobre el cambio del servicio de caja registradora. En el caso de una avería, el mismo servicio seleccionado es apropiado para mejorar la caja registradora, pero el mismo servicio puede crear cualquier noticia en la memoria del dispositivo. Al registrar ventas en la taquilla, o los mismos efectos o servicios, es útil emitir informes fiscales periódicos. Siempre son informes diarios, mensuales y anuales, y más a menudo trimestralmente. La falta de posesión de informes puede dar lugar a multas impuestas al propietario de la caja registradora. Durante el uso de las cajas registradoras, uno debe recordar acerca de su revisión regular, que deben trabajar en ese servicio en particular. Están los últimos especialmente importantes, porque las sanciones por no revisar la caja registradora pueden ser sin duda severas para la empresa. Toda la documentación relacionada con la caja registradora, en este libro de servicios de caja registradora, informes fiscales periódicos debe mantenerse junto con las especificaciones de la compañía. La oficina puede determinar todos los documentos durante algunos años después del final del uso de la caja registradora o incluso después de cerrar el negocio. Al cerrar una empresa, debe pensar en una nueva obligación para el propietario: leer la memoria fiscal, que solo puede realizarla el servicio.